Los MOOC: un paso hacia la educación abierta

Un MOOC (Massive On-line Open Course) es un curso abierto a cualquier participante, que se imparte on-line y cuyos contenidos son gratuitos. Como en ellos pueden matricularse miles de personas pueden llegar a ser masivos. Durante el año 2012 la oferta de MOOC ha crecido mucho, y son cada vez más las universidades que ofrecen contenidos a través de plataformas on-line gratuitamente; las más conocidas son Coursera, Udacity, y en España Unimooc, plataforma respaldada por la UNED, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, la Universidad Oberta de Cataluña, el Instituto de Economía Internacional, la Universidad de Alicante, la Universidad de Murcia, la Universidad de Cantabria, la Universidad Internacional de Andalucía, Universia, el Banco de Santander, Google, por citar algunas entidades.

También es muy interesante la iniciativa de la UNED, CSEV, Telefónica y el Banco Santander que han firmado un acuerdo de colaboración con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para promover la formación superior online en habla hispana, a través de la Primera plataforma iberoamericana de emprendimiento digital.

En la práctica esta iniciativa supone abrir la educación superior a cualquier persona, sin necesidad de una matrícula universitaria. Una pregunta que cabe hacerse sobre esta propuesta es ¿por qué se ofrecen contenidos gratuitos que hasta ahora costaban dinero? Al ser gratis, ¿va a dejar de ser un negocio la Educación Superior (muchas universidades privadas ofrecen MOOC’s)? La respuesta es que los beneficios se obtendrán de la certificación, no de los contenidos. Es decir, si queremos que nos acrediten la formación obtenida entonces tendremos que pagar. Os dejo aquí tenéis una reflexión interesante sobre esta cuestión.

Pero la realidad es que con los MOOC podemos mejorar nuestra formación gratuitamente, aunque no consigamos un certificado que lo acredite. Y no olvidemos que los títulos son un requisito pero lo que más valoran las empresas es la cualificación real y la competencia profesional. Por desgracia, un título universitario hace tiempo que dejó de ser una garantía para encontrar empleo. Por tanto, la pregunta que podemos hacernos es ¿nos basta con un título o queremos tener la mejor formación posible en un campo concreto?

La clave para que un MOOC sea provechoso es la metodología. Si como participantes nos limitamos a leer/escuchar contenidos en la red realmente estaremos ante un modelo tipo OCW, que tiene su interés porque pone a nuestra disposición contenidos de calidad pero que nos priva de todo el enriquecimiento derivado del trabajo colaborativo, de la aportación colectiva. Porque una de las señas de identidad de las metodologías activas es que el alumnado produzca contenidos, los comparta, e interactúe con el resto de la comunidad de participantes. Por tanto, la única forma de aprovechar el potencial de esta propuesta formativa es participar activamente en un MOOC.
Yo estoy haciendo este; os animo a probar alguno.

Anuncios